Las impresoras 3D comienzan a conquistar los mercados regionales